martes, 14 de abril de 2015

Como renovar cabecero de cama con telas




Hoy el trabajo es un diseño de elegancia, sofisticado y digno de glamour, un cabecero de cama renovado pintado en blanco y tapizado en tela de ante en gris, utilizando la técnica del capitoné. 
Un poquito de su historia, para quienes no estén familiarizados con su término, el capitoné se inventó en Francia de ahí proviene su nombre, era un símbolo inequívoco de la elegancia, el lujo y el nivel social del dueño de la casa, pero se puso muy de moda cuando los ingleses pusieron de tendencia el French Style en decoración, allá por el siglo XIX, e incorporaron todas las tendencias del país.
Los británicos fueron los encargados de llevarls por todo el mundo de la mano de diseños que hoy son un clásico como el típico y conocido sofá Chester. 
Se trata de un tapizado que presenta una superficie en forma mullida la cual va con botones forrados de la misma tela, que acolchan la tela de una forma especial y caracteristica. Una pieza de capitoné garantiza que la estancia donde se coloque la pieza adquiera de inmediato un toque mucho mas elegante .
Ya con un poco más de información sobre esta técnica de tapizado os explico el paso a paso para poder realizarla.





Este es el cabecero terminado, decorando esta estancia, lo cual crea un ambiente muy elegante y romántico en este dormitorio dándole un aire mas sofisticado y glamuroso que aporta el capitoné.








Este es el cambio del cabecero después de pintarlo y tapizarlo, para ello os explico el paso a paso de como hacerlo si no te lo quieres perder sigue leyendo el post hasta el final. Un cambio espectacular pero a un precio low cost y hecho por nosotros mismos.








Este era el cabecero,  ya pasado de moda que sería de los años 90,que se caracterizaba con dibujos decorados en un tono más claro al utilizado en la pieza  y mucho brillo. Así le dimos otra oportunidad a esta pieza única, para lucir otra vez y poder decorar con él un nuevo dormitorio y construir un nuevo estilo decorativo mucho mas actual.









Lo primero que hay que hacer antes de nada es sacar un patrón en papel de la forma interior del 
cabecero, la que vamos a tapizar con tela, ya puestos a reciclar como a mi me gusta, saqué el patrón con un papel de periódico antiguo.









Una vez sacado el patrón en papel, hacemos una plantilla de un rombo en cartulina con la medida que queramos hacer el dibujo del capitoné,  yo lo hice de 18 centímetros de alto por 9 centímetros de ancho.
Y hallar el centro del patrón que hemos hecho en papel de periódico, comenzando desde ahí a pintar todos los rombos del patrón, como se ve en la foto de debajo.







Colocamos el patrón encima del cabecero y con una púa y un martillo marcar todas los vértices (extremos) de todos los rombos, y con el taladro y una broca de 8 mm hacemos todos los orificios marcados anteriormente con la púa, que será por donde pasaremos las cuerdas que compondrán el tapizado de capitoné.







Hecho ya el paso anterior vamos avanzando con nuestro trabajo, y pintamos con rodillo un de esponja, primero una mano de imprimación o selladora "todo terreno" y  dos o tres manos con pintura "blanco permanente" acrílica satinada, lijando entre mano y mano para un mejor acabado, sólamente las partes que vamos a dejar vistas de la madera, o sea sin tapizar.






Mientras se seca la pintura, pasamos el patrón sobre la plancha de goma espuma de 3 cm de grosor, sujetándolo con unos alfileres para facilitarnos el trabajo y que no se nos mueva, marcando todo el contorno, con un rotulador que se vea bien negro o azul, como indica  F1,  para después recortar la gomaespuma por la marca que hemos hecho. 


F1



Con la plantilla del rombo, vamos marcando todos los rombos que compondrán el capitoné igualmente que hicimos en el patrón de papel, sacando previamente el centro de la goma espuma que hemos marcado en el paso anterior y comenzando por ahí hasta completar todo el dibujo. Como indica la figura 2. después recortar con un cuter todo el contorno.

F2






Colocar la goma epuma ya recortada en el cabecero grapándola con la grapadora.









Hacer un corte con el cuter en los rombos que pintamos sobre la goma espuma, no muy profundos, para que la tela nos marque bien el dibujo luego en la tela.






Y en el extremo de cada rombo hacer un corte con la tijera en redondo y no muy profundo donde irán los botones del tapizado y formarán el típico acolchado del capitoné como indica f3.


F3






Así quedará una vez que terminemos la colocación de la goma espuma y realicemos los cortes y los huecos para botones.
Ya estará listo para colocar la tela.






Comenzaremos colocando la tela  yo para este trabajo utilicé una tela de ante en color gris, colocándole un poco las dobleces que marcarán  los rombos, después enhebrar una aguja de tapicero gruesa y larga con hilo bramante o hilo grueso torzal, o de esparto uno que sea resistente y de gran dureza, y pasar por el un botón forrado (que habremos forrado previamente en la mercería).









Y pasar la aguja por los agujeros que realizamos con el taladro, tirar del hilo por detrás, ayudándonos de unos alicates cogeremos la aguja y tiraremos de ella fuertemente hasta que quede tenso y grapar el hilo con la grapadora a la parte de atrás del cabecero, doblando el hilo y grapando hacia arriba y hacia abajo para evitar que el hilo se escape entre las grapas,
Ir recortando la tela sobrante e ir grapándola en la parte de adelante, dándole la forma que lleva el cabecero.



Nos tiene que ir quedando como muestra la foto f4, e ir siguiendo así sucesivamente colocando los rombos, poniendo botones y grapando la tela de los bordes bien colocadita.


f4






Para terminar el trabajo y tapar todas las grapas se le coloca un cordón, el cual irá pegado con la pistola de silicona caliente.







Y este será el resultado final con el cordón ya pegado, tambien se le podría haber colocado una pasamanería, o coser un cordón de algodón a la misma tela del tapizado y luego pegada con pistola termo fusible.





Estoy participando en Best for Last" de Dr. Livinghom.